Maraña Modernista

Por lo menos en mi caso, la mayoría de los bocetos nacen sólo con el humilde propósito de aflojar la mano antes de empezar a dibujar y de paso, si es posible, sugerir alguna que otra idea. Comúnmente mueren habiendo sido tan solo eso, otro funesto garabato de precalentamiento.
Pero esta vez fue diferente. Casi a la mitad de la hoja pude verlo de otra manera, lo vi desplegado, fuera de su rango. Me mostraba que podía aportar mucho más que sólo tímidas sugerencias en lápiz. Podía ser un dibujo en si mismo, con tinta y todo. ¿Por que no darle una oportunidad? ¿Por que desecharlo sin dejar que al menos lo intente?

Se que no me equivoqué. Este ataque de Art Noveau merecía ser terminado y tenido en cuenta, al igual que los otros.

Aunque a simple vista parecen fracciones de enredadera sueltas y mezcladas, en realidad se trata de un único tramo que se entrecruza y se enreda en si mismo. Queda en ustedes creerme o tomarse el trabajo de comprobarlo. Quizás les convenga creerme...

Se ve en las fotos como la Euge (mi hna) aportó lo suyo rellenando todos los espacios vacíos con tinta china. Además se encargó de darme charla durante la hora y media que tardamos en rematar el trabajo. Indudablemente ambos disponemos de mucha paciencia...

Técnica: Dibujado a mano con lápiz, microfibra y tinta china.

1 comentario:

Cecilia Galará dijo...

igual no deja de ser divertido seguir la enredadera... bueno, hasta que se te cruzan los ojos.